Catholic Transcript Magazine of the Roman Catholic Archdiocese of Hartford Connecticut

As we celebrate the 175th Anniversary of the Archdiocese, we look back… on July 23, 1976 when Archbishop Henry J. O'Brien passed away.
Catholic Transcript Reader Survey
Catholic Transcript Reader Survey

Una de las experiencias más agradables que nos conectan con nuestras raíces son las reuniones familiares. En ellas se encuentran padres, hijos, abuelos, sobrinos, primos y muchos parientes que no se conocían y comparten la alegría y satisfacción por el pasado, presente y futuro de la familia.

Jesucristo nos revela que Dios no es un ser solitario. En su unidad misteriosa, Dios es tres personas que actúan como una familia: Padre, Hijo y Espíritu Santo. La devoción Católica del rosario presenta la familia divina integrándose con la familia humana.

Los misterios del rosario describen la progresiva reconciliación de Dios con los hombres quienes han roto con su soberbia la amistad con Dios. El Padre envía a su Hijo Jesucristo nacido de la Virgen María, quien con su muerte y resurrección vence el mal, paga nuestra deuda y nos hace hijos adoptivos de Dios haciéndonos parte de su familia divina. El Espíritu Santo nos da la gracia para seguir unidos a Dios y prepararnos para participar de la vida familiar divina por toda la eternidad.

María es elegida para ser la madre de Dios hecho hombre en la persona de su hijo Jesucristo. Por esta elección, es la más especial de todas las criaturas y por ello se la venera con especial efecto y la llamamos bienaventurada todas las generaciones (Lc 1, 48).

El rosario es una oración en la que participan la familia divina y la humana. Se efectúa invocando y alabando al Padre, Hijo y Espíritu Santo y proclamando, con el rezo del credo, nuestra fe en Dios uno y trino. Todos los misterios ofrecen para nuestra meditación y contemplación momentos de la acción de Dios a favor de nuestra salvación. Cada misterio comienza con el Padre Nuestro (Mt 6, 9-13) oración que nos enseñó Jesús para dirigirnos al Padre.

Luego el Avemaría comienza con el saludo que Dios Padre le da a María por medio del ángel Gabriel: "¡Alégrate, llena de gracia! El Señor está contigo" (Lc 1, 28). El ángel no la saluda por su nombre, María, como es costumbre en otras apariciones angélicas, sino que le dice "llena de gracia" que es como Dios Padre ha hecho a quien va a ser la madre humana de su divino hijo. Al saludo del ángel siguen las palabras que el Espíritu Santo pone en boca de Isabel: "bendita tu entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre" (Lc 1, 42). La primera parte del Ave María es lo que Dios Padre y Dios Espíritu Santo tienen que decirle a quien es la madre terrena de Dios Hijo.

En este encuentro familiar, la segunda parte del Avemaría es lo que la Iglesia le dice a María. Esta plegaria se fue conformando progresivamente hasta que finalmente el papa Pío V aprobó la versión actual en 1568. Isabel llena del Espíritu Santo reconoce que María es "la madre de mi Señor", es decir la madre de Dios mismo. Esta realidad fue proclamada por el Concilio de Éfeso en 431, cuando algunos decían que Jesucristo no era verdadero hombre. La Iglesia, al proclamar que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre, proclama que como consecuencia María es la Madre de Dios que se ha hecho hombre.

La Iglesia, al reconocer que María es la criatura más cerca de Dios, reconoce que ella está en una posición de interceder por todos nosotros. Así como ella le responde al saludo del ángel diciendo "hágase en mí según tu palabra", nosotros le pedimos a ella que interceda para que podamos hacer la voluntad de Dios y para que en la hora de nuestra muerte, ella esté junto a nosotros intercediendo para que Jesús nos lleve a la casa del Padre.

Al rezar el rosario se puede escoger si meditar en el misterio o en las palabras que se van recitando o también alternando una y otra cosa. Si hay dificultad para concentrase el seguir, el rosario por radio o televisión puede ayudar mucho.

El rosario por generaciones ha sido una oración familiar sencilla que permite santificar las horas y centrarse en lo fundamental del mensaje redentor. La devoción constante del rosario permite profundizar en los hábitos de oración, interceder por las necesidades de todos y contemplar la bondad de Dios Trino reunidos en familia con María y toda la Iglesia.

El autor vive con su familia en el área de New Haven

.

alertAt the Spring Assembly of the U.S. bishops, Cardinal Joseph Tobin suggested that a delegation ofbishops go to the border to see for themselves what was happening to newly arrived immigrants, families and children. On July 1 and 2, Cardinal Daniel DiNardo, president of the U.S. bishops conference, and five other bishops conducted a pastoral visit to the diocese of Brownsville, Texas. Stops included Mass at the Shrine of Our Lady of San Juan del Valle with the community, a visit to anHHS/OBR Shelter and Mass for the families there, a visit to the Customs and Border Patrol processing center in McAllen, TX, and a press conference at the end of their visit. Catholic News Service accompanied the bishops on their border trip. 

  1. Backgrounder and analysis of the bishops’ trip to the border: Cardinal DiNardo told CNS, “You cannot look at immigration as an abstraction when you meet” the people behind the issue.
  2. At final press conference, Cardinal Daniel Dinardo said the church was willing to be part of any conversation to find humane solutions because even a policy of detaining families together in facilities caused “concern.”
  3. Bishops serve soup to immigrant families at a center run by Catholic Charities and listen to their stories. Scranton Bishop Joseph Bambera said he found hope in hearing the people in the room talk about what’s ahead. They didn’t speak of making money but of finding safety for their children, he said, driven by “the most basic instinct to protect your family.”
  4. At an opening Mass he Basilica of Our Lady of San Juan del Valle-National Shrine near McAllen, Texas, Bishop Daniel Flores of Brownsville told Massgoers, “The bishops are visiting here so they can stop and look and talk to people and understand, especially the suffering of many who are amongst us,”

A delegation of U.S. bishops goes on a fact-finding mission at the U.S.-Mexican border to learn more about Central American immigration detention.

Following their visit to an immigrant detention center, U.S. bishops said they are even more determined to call on Congress for comprehensive immigration reform.